La palabra dice en Juan 1:12 que: El Plan de Salvación es personal; el aceptar el sacrificio mas hermoso echo por el bien de la humanidad es una decisión que cada uno debe tomar al tiempo y voluntad de Dios.

Jesús siempre va llamar a la puerta de tu corazón; pero esa puerta no se abre por fuera. Tu debes decidir abrir la puerta para que Jesús comience a vivir y comparta cada momento de esta vida contigo. (Apocalipsis 3:20)

Juan 1:13 dice: Que la Salvación no se hereda, ni es voluntad de hombres, sino que Dios en su soberanía y amor, decidió enviar a su hijo a morir por ti y por mi, para que podamos morar eternamente junto a EL.

El Plan de Salvación está para todos por igual, la sangre de Cristo se derramo al igual en la cruz tanto por ti, que por tu vecino o la persona que está en este momento a tu lado; la palabra dice que EL no hace acepción de personas.

Está mañana te desafío a tomar la decisión mas importante de tu vida. Hoy debes decidir si quieres vivir eternamente o te quieres dejar morir por la eternidad.
Estas aun simple paso de comenzar realmente a vivir.

La decisión es tuya: Yo hice la mía hace 9 años y cada día estoy mas convencido de que es la mejor decisión que he tomado en mi vida.

Puedes compartir este contenido: