“Si permanecen en mí, y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y les será hecho”. Juan 15:7

Hemos sido llamados a permanecer en Jesús y todo lo que pidamos se nos concederá.

Pero, ¿qué es permanecer en Jesús y que sus palabras permanezcan en nosotros? La palabra dice: si permaneces en mi, llevarás mucho fruto.

Llevar mucho fruto hace referencia a la gente a quien predicas, son los discípulos que has hecho, es la gente que por medio de ti hizo la oración de fe, después se bautizó y ahora es un ganador de almas.

La palabra también dice: por sus frutos los conoceréis, esto significa que no sólo debes dar fruto sino un Buen fruto, un fruto agradable a los ojos de Dios.

La palabra dice: todo lo que pidan en mi nombre se les dará. Pero antes nos da claves para que esto se cumpla.
– Llevar un buen fruto.
– Deleitarse en Dios. Salmos 37:4 (ser feliz haciendo la obra)
– Confía en Él y Él hará. Salmos 37:5 (tener fe de que Él lo va hacer a su tiempo, dar gracias porque está preparando el camino)
– Buscad primeramente el Reino y lo demás será añadido. Mateo 6:33.

La palabra dice que Él ha venido para darnos una vida en abundancia (en todo aspecto: espiritual, social, afectivo, familiar, económico, intelectual, etc) pero para esto debemos permanecer en Él.

Puedes compartir este contenido: