La palabra dice que ni aunque se levanten muertos, ni estos podrán persuadirte para escuchar y recibir el mensaje. Lucas 16:31

Muchas veces estamos en busca de señales, milagros o cosas sobre naturales para creer. Jesús dijo bienaventurado el que cree sin ver (Juan 20:29). No hace falta que se levanten muertos, no hace falta que caiga un rayo y te revele que DIOS existe, no hace falta que se escriba en el cielo con los colores del arcoiris, que DIOS TE AMA.

Nada de eso hace falta, la palabra dice que solamente debes creer, estamos tan cegados, con nuestras riquezas, con nuestra posición, con nuestro trabajo o con cualquier cosa pasajera, que no podemos ver el maravilloso amor de DIOS.

Tantas cosas hay en nuestra vida que estamos desechando el maravilloso mensaje de Salvación, el mayor acto de amor por nosotros expresado en una cruz. Esperamos que ocurra algo sobre natural para creer y cuando ocurre estamos solo atrás de eso, buscando deleitar nuestra carne, nuestros ojos, nuestra morbosidad.

Y nos olvidamos que Cristo no quiere darte alegrías pasajeras, Cristo quiere darte una SEGURIDAD INTEGRAL , porque quiere tener una relación personal y diaria contigo, El quiere que converses diariamente con EL.

Ya basta de un cristianismo ligth, que solamente que cuando alguien se cae o habla en lenguas ahí dices que crees. Ya basta de buscar solamente el mana del cielo. Es hora de tener una relación personal con EL.

Y si hablamos de milagros solamente date cuenta que tu eres el resultado de millones de espermatozoides que luchaban por llegar y cumplir su meta. Que mas milagro de que pudiste levantarte y tienes el recurso para estar en facebook, que mas milagro que hoy puedes ver, que mas milagro que mientras lees esto, tu corazón esta funcionando, tus neuronas pensando, tus células regenerándose. Que mas milagro que cada día hay algo en tu mesa para comer y si no lo hay, tienes la fuerza e inteligencia necesaria para trabajar por ello.

Y quien es el autor de todos estos milagros??? Simplemente DIOS, y lo hace porque te ama y dió la vida de su hijo por ti por el amor incomparable que tiene por ti.

Está mañana te invito a que dejes de buscar señales y que muertos se levanten para poder creer, mejor mira el milagro de vivir y mejor aun vivir abundantemente y por siempre solamente con creer en Jesús como Salvador. (Juan 10:10 – Juan 3:16)

Puedes compartir este contenido: