Hay una gran diferencia entre simplemente escuchar la palabra y obedecerla ¨No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica¨ Santiago 1:22

A veces parece ser que somos muy hábiles en engañar y que nadie se da cuenta de lo que hacemos, pero DIOS no puede ser burlado, (Gálatas 6:7). Dios nos manda a ser valientes y apartarnos de lo que nos separa de Él.

Decir YA BASTA es difícil, pero no imposible ya que el enemigo te quiere dar una satisfacción temporal, más DIOS te quiere dar cosas eternas. Matar, robar y destruir es el trabajo de satanás (Juan 10:10), el nuestro es estar atentos, velad, doblad rodillas, confesar el pecado, (Romanos 10:9) pedir perdón y seguir adelante juntamente con Cristo venciendo cada día, ya que el espíritu quiere pero la carne es débil. (Mateo 26:41)

No tenemos un espíritu de cobardía sino de poder y dominio propio, (2 de Timoteo 1:7) somos más que vencedores (Romanos 8:37) porque ahora somos de Dios y más grande es el que está en nosotros (Jesús) que el que está en el mundo. (1 Juan 4:4)

Hoy te invito a que cierres la puerta del pecado. Recuerda que decisiones marcan destinos, y una mala decisión que tal vez satisfaga tu carne por un momento, una decisión que desate tus pasiones (2 Timoteo 2:22) , puede dejar en NADA una vida consagrada, todo un plan trazado y NO SÓLO SUFRAS TU, SINO TAMBIÉN LOS QUE MÁS TE AMAN.

Puedes compartir este contenido: