¿Y qué beneficio obtienes si ganas el mundo entero pero pierdes tu propia alma? ¿Hay algo que valga más que tu alma? Mateo 16:26

Este mundo consumista, nos ha enseñado que entre más tienes, más vales; entre más gastas, una mejor posición tienes; mientras mejor poder adquisitivo tienes mejor te tratan. Pero para poder lograr estas cosas tienes que gastar tiempo, trabajar duro y SACRIFICAR un montón de cosas con tal de vivir ¨ bien ¨.

Entre uno de los sacrificios, está tú relación diaria con Dios, es olvidarte de Él y de su obra maravillosa al morir en la cruz por ti. La palabra dice: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”. Mateo 16:24

En otro versículo dice: Que si no tengo AMOR de nada sirve hacer tantas cosas. DIOS es AMOR. Y debemos recordar que este mundo y lo que vemos es pasajero, que es mejor hacer tesoros en el cielo incorruptibles, que tesoros en la tierra corruptibles.

Con esto no quiero decir que no trabajes, que no tengas sueños, metas, anhelos, propósitos,etc. Pero lo que si te quiero decir es que en todo lo que hagas debe estar DIOS, ya que todo es de Él y para Él.

Si tienes la oportunidad de ganar al mundo, no te olvides que lo más importante es salvar tu alma creyendo en Jesús, aceptándolo como tu Salvador, para que todo lo que hagas sea para su Gloria y con su aprobación, para que haya bendición que sobreabunde y se reparta a los de tu alrededor, así como le pasó a Pedro cuando permitió que Jesús entre en su barca y le obedeció al tirar las redes.

Lucas 9:21-26

Puedes compartir este contenido: