Es una frase que muchas veces la tomamos por broma, cuando alguien que creemos demasiado bueno y que se “merece” estar o partir con Cristo no está en el momento y lugar que nosotros estamos.

Preguntamos dónde está aquel y al no encontrarlo alguien por ahí dice NOS QUEDAMOS. La segunda venida de Cristo y el arrebatamiento está en la mente de los hijos de Dios o de las personas que asisten a una iglesia; de alguna u otra forma estos acontecimientos son parte de nuestro diario vivir.

La palabra dice que al final de los tiempos, habrá un montón de señales; guerras, persecuciones, terremotos, destrucción, divisiones. (Lucas 21:5-38). Está misma palabra nos manda a cuidar que no nos coja de sorpresa este día, por los afanes de esta vida.(Lucas 21:34).

La verdad no se sabe cuando pasará esto, algunos teólogos dicen que estamos en la última generación, que del 2018 no pasábamos, por muchos años se pusieron fechas que no se cumplieron. Pero de lo que si estamos seguros es que ¨Cristo Viene¨, no sabemos el día ni la hora, pero como ladrón por la noche, llegará un día y cumplirá lo prometido.

Este día te invito que entregues tu vida a Jesús, a que le entregues cada célula de ti, no te pido que te cambies de religión, ni cambien a un cura por un pastor. Lo único que te pido está mañana es que aceptes el Plan de Salvación para tu vida, a que aceptes a Jesús como Señor y Salvador y dejes de vivir en una religiosidad engañosa; para que cuando llegue este maravilloso día no digas: NOS QUEDAMOS!! 😩😩😩!, sino más bien digas: CON CRISTO NOS VAMOS. A vivir eternamente junto con ÉL.

Puedes compartir este contenido: